El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, participó hoy con mucho gozo en la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, ceremonia religiosa a la que asistieron miles y miles de personas junto a delegaciones de todos los continentes y los mandatarios de Ecuador, Panamá y Honduras, así como representantes de los gobiernos de Cuba, Venezuela, Costa Rica, Guatemala y Belice.

El gobernante llegó al templete instalado por la iglesia Católica frente al monumento al Divino Salvador del Mundo, patrono de El Salvador, para participar de la eucaristía en la que el cardenal Angelo Amato leyó en latín la carta en la que el papa Francisco informa sobre la proclamación como beato de Monseñor Romero, cuyo día de celebración será cada 24 de marzo.

La plaza del monumento al Divino Salvador del Mundo, en la capital salvadoreña, es hoy el epicentro de un acto que marca la historia del país: la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero, el arzobispo mártir salvadoreño asesinado por predicar el amor al prójimo y denunciar la injusticia social.

La convocatoria ha sido masiva desde tempranas horas del día. La plaza y sus alrededores lucen abarrotados de gente proveniente de todos los rincones de El Salvador y de otros países, católicos y no católicos, en una escena que se repite a lo largo de 57 cuadras en la capital.

“Hay mucha gente, estamos apretados pero bendecidos, porque ha venido gente de otros países, de nuestros hermanos centroamericanos”, dijo María Rivas, salvadoreña residente en Los Ángeles, Estados Unidos, de visita en el país para presenciar en primera fila la beatificación de monseñor Romero.

El presidente Salvador Sánchez Cerén exaltó el gigantesco legado del arzobispo mártir salvadoreño, Óscar Arnulfo Romero, quien hoy es proclamado beato de la iglesia Católica en una eucaristía que reúne a miles de miles de personas en la histórica plaza capitalina del Divino Salvador del Mundo, patrono del país.

El mandatario calificó el ejemplo de vida y obra de monseñor Romero como una invitación a cambiar el paradigma de una sociedad históricamente marcada por la injusticia y desigualdad.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, se reunió esta tarde con el primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien visita el país para participar en la beatificación de monseñor Óscar Arnulfo Romero.

En el encuentro desarrollado en Casa Presidencial, el vicepresidente cubano agradeció la invitación girada por el gobierno salvadoreño para participar en el acto organizado por la iglesia Católica, que tendrá lugar mañan 23 de mayo en la capital del país.

El vicepresidente Díaz-Canel estuvo acompañado de la embajadora de Cuba en El Salvador, Iliana Fonseca; mientras que al mandatario salvadoreño le acompañó su ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, el secretario privado de la Presidencia, Manuel Melgar, y el secretario de Gobernabilidad, Hato Hasbún.

“Aprovechamos para pasar revista a los preparativos de la próxima visita oficial del presidente Sánchez Cerén a Cuba,  y abordamos los temas de la cooperación bilateral entre Cuba y El Salvador”, aseguró el canciller Martínez tras el encuentro.

El mandatario salvadoreño obsequió al vicepresidente de Cuba un cuadro con la imagen de monseñor Romero y agradeció la participación de la delegación cubana en los actos de beatificación.

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, recibió esta tarde al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos de la iglesia Católica, cardenal Angelo Amato, enviado del papa Francisco para la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Al encuentro, celebrado en Casa Presidencial, también asistió monseñor Vicenzo Paglia, postulador de la causa de canonización de Monseñor Romero en el Vaticano; el nuncio apostólico en El Salvador, Léon Kalenga; y el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, y lo secretarios privado de la Presidencia, Manuel Melgar, y de Gobernabilidad, Hato Hasbún, también participaron en la reunión.

“Todo nuestro pueblo está lleno de alegría y felicidad, su corazón se ha llenado de esperanza”, aseguró el mandatario al delegado del papa a propósito de la ceremonia de beatificación del arzobispo mártir de El Salvador, que se realizará este sábado 23 de mayo en la capital salvadoreña.

Durante el encuentro privado entre el mandatario y el cardenal Amato, este trasladó los saludos del papa Francisco al presidente y al pueblo salvadoreño y se ultimaron también los detalles sobre la misa beatificación, aseguró el canciller Martínez.

“También conversaron sobre los pasos siguientes para la canonización de monseñor Romero y el inicio del proceso de beatificación del padre Rutilio Grande”, agregó el encargado de la diplomacia salvadoreña.

El mandatario hizo entrega de una imagen y una estatuilla de monseñor Romero al cardenal Amato.

Tras el encuentro, el mandatario salvadoreño acompañó al representante del Vaticano al Salón de Honor Presidencial Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en donde admiraron la obra de arte alusiva al obispo mártir del pintor salvadoreño Rafael Varela, misma que ocupa la pared principal de este importante espacio de la casa de gobierno.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, dio la bienvenida este día al Primer Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a su llegada al país.

El Estado salvadoreño rindió los respectivos honores protocolarios al funcionario cubano, quien asistirá a la ceremonia beatificación de Monseñor Romero, que se efectuará este sábado en la capital salvadoreña.

Por su parte, el vicepresidente de Cuba trasladó a las salvadoreñas y salvadoreños un mensaje caluroso en nombre de su gobierno y pueblo. Expresó además sentirse emocionado y agradecido por participar en la beatificación de Monseñor Romero, destacando el legado de paz que dejó al mundo.

El acto de recibimiento oficial se llevó a cabo en el Aeropuerto Internacional de El Salvador “Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda, participó este día en la conferencia denominada “La cooperación soviética-latinoamericana durante la Segunda Guerra Mundial y la actualidad”, realizada en La Habana, Cuba.

En su intervención, el vicecanciller salvadoreño brindó sus apreciaciones sobre las lecciones de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), enmarcadas en el 70 aniversario de su finalización.

Además, señaló que aunque la guerra se desarrolló, principalmente, en tierra europea, los países latinoamericanos no escaparon de sus efectos y algunas de estas naciones tuvieron importante participación y aportes.

El viceministro Castaneda recordó que en Cuba se celebró en julio de 1941,  la II Reunión de Cancilleres de las Repúblicas Americanas, de la cual surgió la “Declaración de La Habana”, en la que se planteó que la agresión contra la soberanía de cualquier Estado americano sería considerada como un acto de agresión contra todos.

“Mucho podemos hablar y escribir sobre las causas y los graves daños causados por esta Segunda Guerra Mundial, sin embargo, resulta más alentador resaltar aspectos de nuestra actualidad, para concluir que no podemos ni debemos permitir que los conflictos mundiales sucedan nuevamente”, dijo a la audiencia.

También, precisó que si bien, la Segunda Guerra Mundial constituye uno de los principales acontecimientos del siglo XX que tuvo grandes implicaciones en los ámbitos políticos, económico, militar, social y humanitario de muchos países, también significó una oportunidad para dar paso a un multilateralismo, donde tendría un papel importante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), nacida en octubre de 1945 y fundamentada en los principios de la cooperación y el diálogo internacionales en pro de la paz y el respeto de la ley y de la dignidad humana.

En ese sentido, concluyó su participación exhortando a los Estados Miembros de la ONU, a aunar esfuerzos para hacer frente a los desafíos y amenazas a la paz y la seguridad internacionales, e instó a resolver todas las controversias por medios pacíficos y abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado o en cualquier otra forma incompatible con la Carta de las Naciones Unidas.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda, junto a su homólogo de la República de Cuba, Rogelio Sierra, presidieron este día la IV Reunión del Mecanismo de Consultas Políticas entre El Salvador y Cuba, celebrada en la ciudad de La Habana.

Participaron junto al viceministro Castaneda, la embajadora de El Salvador acreditada en la nación cubana, Sandra Geraldine Alvarado y funcionarios de la Cancillería salvadoreña.  Por su parte, el viceministro Rogelio Sierra también se hizo acompañar de funcionarios del Ministerio de Relaciones de Cuba.

El vicecanciller salvadoreño destacó la complacencia por esta reunión, la cual se desarrolló en un ambiente fraterno y permitió continuar profundizando los vínculos de amistad existentes, a favor del buen vivir de ambos pueblos.

Durante el encuentro, se abordaron diversas temáticas de la agenda que ambas naciones impulsan en materia política, económica-comercial, de cooperación para el desarrollo, cultural y educativa.

En el ámbito económico y comercial, las delegaciones conversaron, entre otros temas,  sobre el Acuerdo de Alcance Parcial, vigente desde el 1 de agosto de 2012, que ha creado las bases para incrementar los flujos comerciales bilaterales y coincidieron en  la necesidad de seguir identificando y potenciando los productos para ampliar la oferta exportable en ambas vías.

De igual manera, destacaron los avances y las potencialidades del Programa de Cooperación Técnica y Científica El Salvador-Cuba, en áreas como salud; educación, ciencia y tecnología; deporte; medio ambiente, recursos naturales y cambio climático.

El Mecanismo de Consultas Políticas entre El Salvador y Cuba fue establecido en marzo de 2010 y posibilita el intercambio en temas de mutuo interés para los dos países.

El presidente Salvador Sánchez Cerén llamó hoy a los líderes y lideresas de los gobiernos del hemisferio presentes en la VII Cumbre de las Américas, en Panamá, a orientar la cooperación entre los países del continente hacia las necesidades comunes de la realidad actual.

“Es importante que la cooperación hemisférica responda a nuestras realidades para ayudar a disminuir los riesgos de amenazas a la estabilidad política, ambiental, económica y financiera de nuestras naciones”, dijo el mandatario en su intervención durante la sesión plenaria de la Cumbre la tarde de este sábado.

Aseguró que los mandatos que surjan de esta Cumbre están “enfocados hacia las necesidades de nuestros pueblos y sectores más vulnerables, para reducir las desigualdades y la exclusión social y económica”.

Señaló que el continente enfrenta retos comunes como la migración, el desarrollo sostenible y medio ambiente, y el crimen organizado y tráfico de drogas.

Estos retos “requieren del esfuerzo conjunto de los países del hemisferio y de una amplia participación ciudadana para encontrar soluciones viables”, dijo.

El presidente también destacó la importancia de avanzar hacia una “gobernanza de la migración internacional”.

“Hago un llamado a trabajar juntos y proteger a las niñas, niños y adolescentes migrantes, independientemente de su estatus migratorio, reconociendo las responsabilidades de los países de origen, tránsito y destino, en la promoción y protección de los derechos humanos”, subrayó el jefe de Gobierno.

También expresó su complacencia por el compromiso asumido en la Cumbre para el establecimiento de una Agenda Educativa Interamericana, al tiempo que destacó los esfuerzos puestos en marcha por su gobierno y la administración anterior para transformar el sistema educativo.

“Debemos desarrollar esfuerzos permanentes para consolidar la paz y la tranquilidad de las familias fortaleciendo los mecanismos de cooperación y coordinación entre nuestros Estados”, dijo al referirse a la importancia de tomar acción para garantizar la seguridad.

“En El Salvador desarrollamos esfuerzos sin precedentes en este tema librando una batalla contra el crimen y por la tranquilidad de las familias”, añadió, destacando iniciativas como la conformación del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana y Convivencia y la aprobación y vigencia de la Ley Especial contra el Delito de Extorsión.

El mandatario también consideró fundamental el impulso de estrategias para el desarrollo energético basadas en la cooperación y complementariedad.

“Nuestros gobiernos y pueblos tenemos que buscar siempre el diálogo y una amplia participación en la toma de decisiones para avanzar en el camino hacia una prosperidad inclusiva y compartida”, concluyó el gobernante.

Más de 12 mil compatriotas en el exterior y amigos de El Salvador se unieron a la Jornada por la Vida, la Paz y la Justicia celebrada este 26 de marzo.

Las manifestaciones de apoyo fueron diversas.  Varios connacionales enviaron fotografías o vídeos en apoyo a la iniciativa, desde países como Alemania, Argentina, Canadá, Cuba, España, Estados Unidos de América, Francia, Guatemala, India, Israel, Italia, México y Nicaragua,  Uruguay, Panamá, entre otros. De igual manera, muchos de ellos se unieron a la transmisión en vivo de la marcha a través del internet.

Mientras que otros, llegaron a las representaciones diplomáticas y consulares para brindar sus muestras de solidaridad, firmaron libros, elaboraron lienzos alusivos a la paz, realizaron jornadas culturales, conferencias de prensa, conversatorios, construcción de murales, portaron listones y botones.

Además,  entre otras muchas actividades, realizaron actos simbólicos como encendido de velas y liberación de globos, reuniones con líderes comunitarios, presentación de obras de teatro, niños y niñas elaboraron dibujos alusivos a la paz.

También, se dieron concentraciones de compatriotas en parques o plazas, quienes, en su mayoría,  portaron listones blancos,  banderas o mensajes de solidaridad por la paz en El Salvador. Asimismo, se unieron a actos religiosos en los que conmemoró el  trigésimo quinto aniversario del martirio de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y promovieron los objetivos de la jornada de este jueves.

Todas esas expresiones solidarias fueron visibles a través del sitio http://www.rree.gob.sv/porlapazsv/